La biodiversidad mexicana esta de fiesta pues el Lobo Mexicano abandona la lista de especies extintas.

Hace algunos días la SEMARNAT comunicó que el Lobo mexicano, considerado extinto en su medio silvestre, había abandonado recientemente este estatus.

Sin duda se trata de una gran noticia y esperanza para la biodiversidad del país. El Lobo mexicano, Canis lupus baileyi, es una de las cinco subespecies del lobo gris. Su hábitat se restringe a América del Norte y antes de su depredación abarcaba los estados de Sonora y Chihuahua, extendiéndose hasta el oeste de Texas, sur de Nuevo México y centro de Arizona. Desde la década de 1970, esta especie había sido declarada extinta debido a la caza indiscriminada y a la depredación de su hábitat.

El doctor Gerardo Ceballos, quien es la persona que se encuentra a cargo del Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre del Instituto de Ecología, mencionó que los primeros trabajos para la reproducción de este mítico animal, fueron realizados primeramente en Estados Unidos, y tiempo después fueron reintroducidos a México en la Reserva de la Biósfera de Janos en Chihuahua.

Queda un largo camino para que esta hermosa especie deje de estar en peligro, los esfuerzos continuan y una de las mejores formas de ayudar es educando y difundiendo su importancia para el país